Subida a la Mare de Dèu de Cabrera desde Cantonigròs.

El Cabrerés-Puigsacalm a pesar de estar compartida por las comarcas centrals y las comarcas gironines, constituye una unidad morfológica bien determinada que corresponde al núcleo principal de la serralada transversal catalana. A esta zona pertenece también la zona del Cabrerès, un macizo de relieve tubular y con unas cingleras que le dan un carácter muy especifico a esta parte de la geografía catalana.

Nosotros, en el día de hoy vamos a realizar la subida a la Mare de Deu de Cabrera por las escaleras que dan acceso a la Ermita.

Aparcamos la furgoneta en un pequeño espacio que hay cerca del Torrent de la Rotllada, a escasos metros de la localidad de Cantonigròs, nos calzamos las botas y nos dirigimos por una pista de tierra compactada a la zona de las masías que hay un poco más adelante.

Por el camino, vamos comentando que el clima es más propio de Marzo que de Enero, por el continuo anticiclón que estamos teniendo estas últimas semanas y aunque nos va bien por la temperatura a nosotros, la verdad es que de cara a la temporada de esquí si las cosas no cambian la cosa va a estar floja este año. A ver si entra por fin una borrasca y nos deja un buen paquete de nieve en cotas altas.

dsc_0070

El “machote” nos va enseñando el camino.

dsc_0077

El día y el entorno se prestan a hacer buenas fotos.

Tras unos 800 metros dejamos la masía de las Casellas a nuestra izquierda y seguimos rectos tras ver unos carteles indicadores sobre la fauna de la zona en donde podemos encontrar corzos, zorros, jabalíes, gatos salvajes, tejones, martas y un largo etc. Pronto llegamos a un pequeño descampado en donde hay varios coches aparcados que han querido acercarse aún más si cabe a la zona de bosque y tras dejarlos atrás iniciamos un marcado ascenso por un camino muy bonito, con un continuo color ocre que en contraste con el cielo azul deja una bonita estampa para las fotografías.

dsc_0085

Primeros tramos empinados aunque sin ninguna dificultad.

Seguimos siempre paralelos a la riera hasta que empezamos a realizar algún que otro zig-zag resiguiendo unos hitos y alguna que otra señal que otrora fueron unas marcas azules bien señalizadas, y así llegamos a la parte más oeste de la Sierra de Cabrera, en un sendero muy frondoso encontramos un pequeño mirador, nos asomamos y podemos observar todas la zona de la Plana de Vic y mucho más arriba Pirineos, e incluso nuestra vista nos alcanza para poder entrever entre brumas el Pedraforca, lugar en que decidimos que haremos nuestra próxima excursión si las condiciones climatológicas lo deciden así. Reseguimos el sendero y nos cruzamos con un valiente ciclista que intenta con poco éxito ir montado sobre su bicicleta y así a trompicones se nos cruza hasta que decide dar la vuelta al observar que es muy poco ciclable el camino.

dsc_0091

Llegando a la parte oeste de la Sierra de Cabrera.

Tras pasar paralelos a la zona de les Bores d’ en Masallera llegamos a Coll del Bram en donde podemos elegir si subir por las escaleras que dan acceso a la Ermita o por la pista que va por detrás, y decidimos finalmente subir por las escaleras. Las vistas aquí empiezan a ser muy aéreas y nos congratulamos de haber elegido esta opción ya que en un momento nos lleva a la cima nos sin algo de esfuerzo.

dsc_0095

Desde las escaleras tenemos excelentes vistas.

El Santuario de la Mare de Déu de Cabrera está situado a unos 1.300 metros de altitud sobre el nivel del mar y su situación privilegiada nos permite tener unas excelentes vistas en 360 grados. En el Santuario hay un restaurante y también alojamiento que solo abre los fines de semana y festivos y a pesar de que no se puede acceder en coche conviene llamar para reservar ya que suele estar bastante lleno siempre. (938565055 los días laborables y 937447033 los días festivos)

dsc_0106

En la parte superior, con los Pirineos al fondo.

dsc_0118

Felicidad máxima.

dsc_0138

Mare de Deu de Cabrera.

dsc_0142

El Pedraforca, al fondo.

Y una vez arriba no nos queda otra que disfrutar del hermoso, azul y soleado día que nos ha brindado la climatología. Comer e hidratarnos un poco, tomar algunas imágenes y tumbarnos a disfrutar de la enorme suerte que tenemos de poder disfrutar de esta manera de la naturaleza, y así…sobre la hierba y con una enorme sonrisa me viene a la mente las palabras de Nietzsche:

“El que nos encontremos tan a gusto en plena naturaleza proviene de que ésta no tiene opinión sobre nosotros”.

Cierto es, y está claro de que no nos juzga, pero si que nos integra… y ojalá sea así por mucho tiempo más.

Paz y bien. Siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s