Dos días por la Sierra de Guara. Las Bellostas – Rodellar (Día 2)

Nos despertamos con las primeras luces del alba. Poco a poco nos vamos desperezando y comentamos lo bien que hemos dormido. La hierba del Altozano está congelada… señal inequívoca de que la temperatura ha llegado a los cero grados. Nos ponemos algo de ropa y salimos a estirar un poco los músculos, las piernas, los brazos… a acabar de despertarnos, de desperezarnos. Mientras, a los fogones, Conrado empieza a calentar café. Nada como el olor que sale de la cafetera para empezar a sentirnos vivos de nuevo mientras hablamos de lo agradable que es pasar unos días por la montaña, lejos de toda esa estresante sociedad, lejos de tanta demanda y tanta oferta, de tanta tecnología y de tanta distracción. Aquí todo es más directo, más fácil, más básico, más primitivo. Comer, dormir, beber, caminar y disfrutar. Poco más se nos exige cuando estamos realizando alguna actividad outdoor.

IMG_0210

Empezamos la mañana con el olor a café.

IMG_0212

El segundo café de la mañana.

Dicho esto, nos sentamos en el gélido suelo del porticón de la iglesia y devoramos el desayuno con avidez, volvemos a poner otra cafetera para hacer el segundo café de la jornada y mientras nos vamos desempañando repasamos mochilas y las ajustamos. Al final siempre es el mismo mantra: saco abajo en bolsa impermeable, ropa de repuesto encima también resguardada de la lluvia, calzado, y luego todo el material de acampada para dejar en lo más alto la chaqueta de lluvia, comida, unos guantes y gorro y en la seta meter brújula, mapa, frontal, kit de supervivencia, botiquín, navaja, cubiertos, y algunas barritas y frutos secos. La esterilla y el agua al final y colgado de la mochila el GPS y la cámara de fotos.

Acabamos de recoger, nos ponemos las mochilas a la espalda y tras echar un ojo para comprobar que no se nos haya olvidado nada emprendemos la marcha pasando de nuevo por el pueblo y luego por la carretera que nos lleva al puente sobre el río Balcez, pero esta vez nos desviamos por un sendero para coger de nuevo el G.R.1 y bajamos por un sendero de extrema belleza aunque algo pedregoso, lo que hace que pongamos todos los sentidos en nuestras botas para evitar resbalones innecesarios. Cruzamos el río y encaramos una pequeña pendiente mientras nos adentramos en una zona de belleza extrema, por lo que los kilómetros van cayendo al ritmo de una gran felicidad y así llegamos a la localidad abandonada de Bagüeste.

IMG_0223

Buscando el G.R.1

IMG_0225

Cruzando el Balcez.

IMG_0232

Encarando las primeras pendientes de la jornada.

IMG_0234

Iglesia en Bagüeste.

IMG_0236

Felicidad máxima.

Bagüeste está en lo alto de un cerro así que optamos por descansar un rato e hidratarnos, a pesar de que el día amaneció bastante frío, el sol ya calienta de lo lindo así que aprovechamos y paramos un rato, aunque poco después nos encaminamos a la Ermita de San Miguel, construida en el Siglo XVI y aquí si que hacemos una buena parada para reponer fuerzas antes de iniciar la subida al cordal que nos llevará hasta los pozos de nieve de Bagüeste donde está exactamente la parte más bonita del recorrido de hoy ya que hay unas enormes y panorámicas vistas en 360 grados, por lo que nos deleitamos de cómo está toda la sierra de bonita, llegado a este punto tomamos un sendero que va por toda la cadena y empezamos a avistar a lo muy lejos la localidad de Rodellar, poco después de este sendero tomamos una clara bajada en un pequeño collado que nos lleva por un camino lleno de piedras sueltas y en constante zig-zag que nos deja primero a las afueras del pueblo de Rodellar para entrar por la parte de atrás del Camping Mascún a la localidad donde en el día de ayer iniciamos la travesía.

Llegados a la localidad pasamos por delante del bar donde tomamos una buena cerveza el día anterior, nos miramos, sonreímos y de nuevo nos sentamos en la misma mesa en donde ayer teníamos el plan de disfrutar un par de días por los despoblados de Guara, hoy con el trabajo ya hecho, solo queda conversar y pensar en la siguiente ruta que realizar juntos. Por fortuna, las cosas nunca cambian.

 

Ruta entera en wikiloc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s