Sesué bien merece una ferrata.

El aire me azota de costado cuando en pleno cambio de mosquetones y justo acabado de salir de un pequeño desplome, Joan me comienza a gritar…

– ¡Hazme una foto que no tengo ninguna de picado!

Miro para abajo y en ese momento puedo observar el enorme patio que tiene esta ferrata así como las impresionantes vistas que nos depara la zona más alta de la vía ferrata de Castillaso, justo al lado de Sesué en la provincia de Huesca.

Esta ferrata está situada en una antigua cantera, así que no pasa desapercibida a la vista si pasas por al lado y aún conserva algunas instalaciones de que otrora fue una instalación minera al aire libre, a ella se llega primero por una pista de tierra hasta dar con un sendero que pillamos a mano izquierda para ir justo por debajo de la cantera y en unas pocas decenas de metros llegar a la base de la vía, justo pegado a unos grandes bloques de piedra.

En la aproximación ya se ve bien claro por donde pasa la ferrata.

En la aproximación ya se ve bien claro por donde pasa la ferrata.

Tras equiparnos, me decidí a tirar primero seguido de cerca de Joan y cerraba Jordi la pequeña expedición. Cual fue mi sorpresa que tras el primer tramo de ferrata con unos escalones bien fáciles para progresar, estos escalones desaparecen y solo tienes la línea de vida, por lo que a pesar de ser fácil tienes que pillarte bien a la roca y así sin mayores dificultades, vas avanzando hasta llegar a una zona algo más difícil aunque sin demasiada historia, en donde tendrás que apretar algo los dientes y los músculos para progresar hasta el pie de nuevo de unas grapas en la pared y en donde la cosa ya se pone más dura y vertical.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Primeros pasos.

 

Aquí ya te empiezas a dar cuenta de que te va a exigir fortaleza mental y física, pero que va a ser muy divertida.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La cosa se empieza a poner divertida y algo atlética.

El Castillaso tiene muy buena instalación, tanto de manos y de pies así que tras hacer un cambio me relajo y saco la cámara de fotos para fotografiar desde arriba a mis compañeros, los cuales veo bromeando y subiendo a buen ritmo. Les “robo” unas fotos y tras asegurar bien la cámara sigo hacía arriba dispuesto a encarar uno de los varios desplomes que hay, son cortos y bien equipados, pero intensos así que más vale que no me lo piense demasiado y voy sorteando uno y otro con buena fortuna y sin gastar demasiada energía. Me detengo de nuevo y observo el paisaje, quedándome embobado observando todo el valle. De nuevo los comentarios de Jordi y Joan me sacan de mis pensamientos y decido continuar hacía arriba y parar en la zona de arriba, antes de encarar el último tramo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Llegando al último resalte.

– ¡Hazme una foto que no tengo ninguna de picado!

Saco la cámara y esta vez si, tras la foto nos paramos en caravana los tres y correctamente asegurados nos ponemos a charlar sobre la belleza de la zona durante unos segundos, los justos para descansar y salir a la zona herbosa poco después y así encaramos el último tramo por una zona muy fácil, tumbada, con buenos agarres y mejores escalones así que sin más acabamos la ferrata.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El patio es como mínimo, interesante.

Saliendo del último escalón noto como los antebrazos me arden y los cuádriceps tampoco están indiferentes, veo a Jordi arriba de todo sonriendo y dedicándome un comentario que no acierto a escuchar por el aire, me acerco a él cuando justo sale Joan del repecho. Las vistas son impresionantes y nos detenemos un rato a contemplarlas, a hacer unas fotos y a desequiparnos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Joan saliendo del último resalte. El valle, de matricula de honor.

la foto 2

Las dos bestias pardas celebrando la consecución de la ferrata.

Solo resta la bajada que se hace muy amena por la cara norte, por un estrecho sendero que nos conduce a un prado, desde el que se puede ver la Ermita de San Saturnino y poco a poco vamos bajando hasta llegar a enlazar con la pista principal en donde hemos dejado el coche. Como ya es tarde, casi las nueve, nos vamos directos al albergue en donde estamos alojados en Castejon de Sos. Mañana nos espera el barranco de Aigüeta de Barbaruens.

 

Aquí tenéis el track: Castillaso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s