12.822 kilómetros. De Zaragoza a Pekín en bicicleta.

A veces, muy poco a menudo, acaricias suavemente la contraportada de un libro, la acaricias con ternura y con algo de tristeza pero con una tremenda sonrisa, quizás por que eres sabedor de que ese libro acaba ahí, en esa última página que por una parte esperas poder llegar cuanto antes para saber el desenlace de la historia, pero que cuando empiezas ese libro y te atrapa, deseas que esa lectura te dure toda la vida, a pesar de que sabemos que unas cosas han de acabar para que comiencen otras, ¿De qué otra manera entonces tendría sentido la vida?. Cierras el libro y tu mirada se pierde en el infinito, saboreando esa frase o esa foto que de alguna u otra manera te ha cautivado.

Justo acabo de terminar un libro así y no se me ocurre otra cosa para que siga vivo en mi memoria que escribir sobre él. Lo he disfrutado desde la primera página de una manera inusual, me ha atrapado desde la primera letra y me he visto pedaleando con Diego en numerosos capítulos, quizás en la mayor parte de ellos, por las calles de Istambul, por la planicie de Turpan, rodando a su rueda en la Pamir Highway, descansando en la playa de Niza o desayunando con Ali y Behzar en Firuzkub.

12.822 kilómetros. De Zaragoza a Pekín en bicicleta es el resultado del viaje que realizó Diego Ballesteros Cucurull en bicicleta desde Zaragoza a Pekín con una duración de 99 etapas para unir la capital aragonesa con motivo de la expo del 2008 con los Juegos Olímpicos que se celebraron en Pekín.

Diego se tomó este viaje como un trabajo ya que tras unas etapas larguísimas y llegando de noche la mayoría de las veces, buscaba hotel, una conexión a internet y se ponía a actualizar su blog, a escribir las notas sobre la etapa del día, planificar la del día siguiente y muchas veces tenía que atender a medios de comunicación de otros países en su largo periplo a la capital China. En este libro nos cuenta todo lo que acontece a los lugares por los que pasa, países con otras tradiciones, culturas y maneras de ver las cosas, pero todos con un denominador común que es la hospitalidad que él fue recibiendo a lo largo de todo su recorrido. No os cuento más por que de verdad, quiero que lo disfrutéis como lo he hecho yo desde la primera a la última página.

Hace un par de veranos, en una de las veces que subía a Alquezar por la zona de Barbastro me encontré a varios ciclistas por la carretera, uno de ellos iba en hand bike y no era la primera vez que me los encontraba, no sé como surgió el comentario durante la cena en el albergue y uno de mis compañeros de mesa me comentó que era muy posible que fuera Diego, ante mi asombro me contó que el día 16 de Junio de 2010 mientras participaba en la Race Across America, un coche lo atropelló en plena carrera y que desde entonces sufre una lesión medular que le impide caminar. Aunque eso no le impide seguir montando en otro tipo de bici y disfrutar del viento de cara a bordo de su hand bike, como él mismo dice… ¡Querer es poder!

Lo podéis seguir en su nuevo blog:

No hay reto imposible

Aquí os dejo el enlace a una entrevista que le hicieron en la 2 de Televisión española

Y aquí tenéis un reportaje sobre él tras la lesión medular.

 

12.822-km-Diego-Ballesteros2

Anuncios

Una respuesta a “12.822 kilómetros. De Zaragoza a Pekín en bicicleta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s