Inquietos vascones, mucho más que pequeños relatos

Hace ya algún tiempo que me sentaba largas tardes de café con mis compañeros al salir de clase, por aquellos años creo que ya era mi último año de especializaciones, así que nos reuníamos unos pocos profesores y alumnos y charlábamos sobre arte o cultura en general. El caso es que aquella tarde Juan sacó a relucir la necesidad intrínsica del ser humano por viajar, entendía el viajar como una necesidad vital para nosotros y una manera de crecer como persona y con ello hacer crecer a las personas que tenías a tu alrededor. Eva, nuestra profesora de imagen defendía lo contrario, según ella había una ansiedad del ser humano por conocer nuevos lugares que a veces no llevaban a nada, y que si durante tus vacaciones no habías hecho un gran viaje a ojos de otras personas es que como si no hubieras hecho nada. Habían posturas claramente diferenciadas así que estuvimos largas horas divagando sobre este tema.

La verdad es que por mi parte me posicionaba mentalmente entre estas dos posturas y no decía nada, prefiero escuchar y sacar conclusiones de todo lo escuchado por mí mismo, aunque a decir verdad creo que viajar si te ayuda a valorar y a crecer pero también según que tipo de viajes, por que sobre todo el de bermuda y camisa floreada unido a la pulserita en la muñeca o visitar en un viaje organizado alguna de las tribus de África para traerte una foto de recuerdo y exponerla como un trofeo en tu casa te hace confundir mucho las cosas y no discernir lo real de lo imaginario. Prefiero el turismo de alforja y mochila aunque tampoco me hace falta de una manera vital viajar muy lejos para sentirme bien. También he defendido la lectura como medio de viajar sin salir de casa, aunque claro, por supuesto que no es lo mismo me diréis… pues no, no es lo mismo, claro que no lo es.

El caso es que hay unos cuantos escritores vascos y navarros que han viajado y mucho, y no solo eso sino que en muchos casos han hecho un trabajo de investigación impecable y otros han escrito pequeñas historias reales para llevarlo a publicar conjuntamente en el libro “Inquietos vascones” de Ediciones Desnivel. Hacía algún tiempo que había escuchado hablar de este libro por boca de uno de los escritores que habían contribuido a este proyecto, y la verdad es que tenía muchas ganas de tenerlo en mis manos, afortunadamente fue publicado hace unos días y por fin he podido leerlo, y así también deciros que con este libro los autores han contribuido a la sostenibilidad del proyecto humanitario y cultural de la Asociación Africanista Manuel Iradier de Vitoria. Un valor añadido a este libro.

Son varios los pequeños relatos que van desfilando ante nuestra mirada, narraciones sobre supervivencia en la Isla de Pascua, la persecución de una posible asesina por el centro de Londres, un trekking por Marruecos, una ascensión problemática al Everest o unas dramáticas y desgarradoras historias de unos migrantes latinoamericanos a “lomos de la bestia”, uno de los trenes que cruzan México; como viven los refugiados en el campo de Banaco en Tanzania o quizás una historia de amor imposible en Libia, en tiempos de Guerra. 24 historias que te van a hacer sonreír, emocionarte o simplemente sentir impotencia por la bajeza de la condición humana por lo que no va a dejarte indiferente para nada. Inquietos vascones también tiene mucho de rigurosidad y aventura y por derecho propio ha de pasar a  ser uno de tus libros imprescindibles en tu biblioteca de montaña.

Estos son los autores del libro:

Zigor Aldama, José Vicente Alonso, Unai Aranzadi, Mikel Ayestarán, Jokin Azketa, Roge Blasco, Juanma Costoya, Eider Elizegi, Eneko Etxebarrieta, Miguel Gutiérrez-Garitano, Marta Iturralde, Antxon Iturriza, Ander Izagirre, Ramón Jiménez Fraile, Amaia López de Munain, José Luis Manzanedo Patxo, Julián Méndez , Pablo Ojer, Marisol Ortiz de Zárate, Jon Sistiaga, Endika Urtaran, Julio Villar, Pablo Zulaica Parra y Karlos Zurutuza.

Por que realmente el mejor de los viajes comienza cuando tu naces, da igual a donde vayas…¿no crees?

Anuncios

2 Respuestas a “Inquietos vascones, mucho más que pequeños relatos

  1. Diría que viajar es una actividad necesaria, casi imprescindible para ser mejor persona. Viajar te abre la mente, dejas de mirarte el ombligo y aprendes de otros. Viajar es cuasi obligatorio, viajar al extranjero es vital.
    Ahora bien, estoy de acuerdo que no vale cualquier forma de viajar. Igual que no es lo mismo cualquier libro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s