¡BICI! ¡TORO! Un delirio atlético-viajero a golpe de pedal.

Los amantes del pedal y de las alforjas, de los mapas y los sueños estamos de enhorabuena ya que acaba de editarse en castellano ¡BICI! ¡TORO! de Édouard de Perrodil, un libro que relata el viaje en bicicleta en el año 1893 (Si, en 1893) entre París y Madrid en siete días, y el responsable de esta edición es Editorial Interfolio dentro de su colección “leer y viajar clásico”.

Como ya os he comentado en otras ocasiones si realmente os gustan los libros de viajes, de grandes descubrimientos y de aventuras, tenéis una visita obligada a su web por que la mayoría de sus títulos, sino todos, van a hacer vuestra delicia como lectores-soñadores.

Pero entremos en materia; si os he de ser sincero tenía mis dudas sobre lo que podía dar de si un viaje de una semana de duración encima de una bicicleta para incluirlo en un libro. Hay cicloturistas que llevan muchos años dando la vuelta al mundo en bicicleta y son seres que ruedan en el más absoluto anonimato, (otros no tanto), pero nada más lejos de la realidad, como me suele pasar, he sacado conclusiones antes de tiempo por que el libro de Perrodil es absolutamente divertido y muy poético. De hecho me lo leí en menos de lo que dura una contrarreloj por equipos.

Para realizar los 1.400 kilómetros que separan estas dos ciudades, De Perrodil, un entusiasta de nuestro país, un amante de las bicicletas y quizás uno de los pioneros del cicloturismo que trabajó de periodista en cabeceras deportivas como Moniteur Universel, Le Petit Journal y Le Figaro se llevó a un gregario de lujo, a Henri Farman que además fue el ilustrador improvisado de esta aventura. Sin lugar a dudas es un libro que huele a esfuerzo, a hambre, a lluvia, barro, a sol, a carreteras secundarias, a amistad, a insomnio, a compañerismo, a reconocimiento, a valor, tierra, queso y vino. Pero sobretodo es un libro en el cual se atisba que un deporte o una forma de vida como es mi caso que acababa de nacer se iba a convertir en un fenómeno social que ha llegado afortunadamente hasta nuestros días. Un viaje que no solo transcurre por carreteras francesas y españolas, sino también es un viaje en el tiempo.

Como llegaron a Madrid y fueron recibidos por decenas de miles de personas… tendréis que descubrirlo vosotros mismos.

 

IMG_20130404_162927

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s