Ted Simon, acción y reflexión.

Nunca me he sido un amante confeso de las motos, las encuentro incómodas e inseguras, (curioso que lo diga yo, que recorro algunos miles de kilómetros al año en bicicleta), quizás mi visión de la realidad esté distorsionada por que jamás he montado en una. Seguro que si montara en una cambiaría mi visión sobre este bípedo mecánico, pero es así por ahora.

Tampoco conocía hasta hace poco a Ted Simon, ni su obra ni su biografía, así que afortunadamente soy totalmente imparcial a la hora de hablar de este libro.

“Los viajes de Júpiter” de Ted Simon, está editada por Interfolio dentro de la categoría “leer y viajar”, ya os he hablado en alguna ocasión de esta editorial.

Interfolio es de las editoriales que huelen a aventura de la buena, a viajes increíbles, a exploradores de principio del siglo pasado, pero también sabe a cultura auténtica, a saber elegir muy bien los libros que editan,  además, se les nota compromiso con lo que editan y con el lector, y eso… por la parte que me toca, se agradece encarecidamente.

Pero vayamos al libro:

El autor de este libro, Ted Simon, en el año 1973 decidió coger su Triumph Tiger 100 y en una oscura y húmeda noche de Octubre se echó a la carretera y se propuso dar la vuelta al mundo, y lo hizo, vaya si lo hizo, así que fruto de sus vivencias y experiencias durante cuatro años por Europa, África, América, Australia y Asía, escribió “Los viajes de Júpiter”, y su primera edición en Inglés data del año 1979.

De hecho es la primera parte de una trilogía cuyo último libro acaba de editarse en España hace apenas una semana.

El hilo conductor de la historia de Ted es el viaje en si mismo, aunque bien podrían ser las gentes que fue conociendo por el camino, sus experiencias o los paisajes que recorrió y que narra con absoluta maestría, repito… con absoluta maestría.

El ritmo narrativo es muy bueno, no desfallece en ningún momento y capta totalmente la atención del lector, la parte de África es realmente brutal, donde nos cuenta que se tiró más de 5 días para realizar unos 300 kilómetros, como sufre una tremenda tormenta en el barco camino a Brasil, o como es detenido y acusado de ser un espía en Fortaleza.

Como cruza todo America del Sur, con miles de anécdotas y varios compañeros de viaje, hasta llegar a Los Ángeles, donde es recibido por la casa Triumph, de aquí a Oceanía y Malasia para finalmente entrar por Asia de regreso a Europa.

“Los viajes de Júpiter” no es solo un libro de viajes y aventuras, sino de unas reflexiones lapidarias del propio autor, en el que experimenta de primera mano como a veces con mucho menos se es más feliz, o como las realidades políticas de los países van cambiando a medida que él avanza en el espacio y en el tiempo, un tiempo que coincide durante su viaje con el fallecimiento de Pablo Picasso, la fundación del frente polisario en el Sáhara, la ocupación por parte de Egipto y Siria conjuntamente de los territorios del Sinaí y los altos del Golán, el golpe de estado de Pinochet, las innumerables proclamaciones de independencia de territorios ocupados por la antigua Europa, o el fallecimiento de Mao Tse-Tung.

De Ted, me quedo con una de las frases que adornan este maravilloso libro:

“El instrumento vital del cambio es el desapego, y viajar solo en sí mismo es una inmensa ventaja. En el momento de un cambio, los dos aspectos de una persona coexisten simultáneamente; como una oruga que se convierte en mariposa, tienes la imagen de lo que eras y la imagen de lo que estás a punto de ser, pero quienes te conocen bien sólo pueden verte como eras.”

Querido Ted:

Si algún día vienes por aquí, te tengo preparado una enorme taza del  té que tanto te gusta para charlar un rato y que me cuentes que pasó al final con Carol, que fue de Rajaram, o si es verdad aquello de que todos los australianos visten pantalón corto, yo nunca estuve por allí. Aunque quizás ahora sea el momento.

 

Anuncios

3 Respuestas a “Ted Simon, acción y reflexión.

  1. Te invito a que mires este otro libro ATXA ( A TROMPICONES POR AFRICA) y que junto con el citas, maravillosoooooooooooo, prometemos cambiarte tu visión del mundo viajero y motero jajaja

    Mario Montoro

  2. Pingback: Ted Simon, ¿Escapar o construir? « Cultura Senderista·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s