Segundas partes siempre fueron buenas

Hace unos meses y después de coronar el Cim del Balandrau, ya bajando por la pista que va hacia Tregurà de Dalt, hablamos de la posibilidad de realizar este hermoso pico subidos a lomos de nuestras mountain bikes, pero en vez de subirlo desde Vilallonga de Ter, salir desde Camprodon y hacerlo al revés, para que nos fuera más sencilla la subida.

La verdad es que acostumbrado a salir a entrenar por la zona del Vallés, este tipo de salidas cada vez me gustan más, me hace salir de la rutina de rodar siempre por los mismos espacios, y que a veces por falta de tiempo, no te queda más remedio que hacerlo así.

Supongo que se adquiere una motivación extra al realizar este tipo de salidas, a las que últimamente me estoy acostumbrado, de hecho ya hay marcadas en mi calendario varias rutas de un par de días que se están poniendo tan de moda y que organizan varias empresas que se dedican a esto, algunas de ellas han encontrado un verdadero filón.
Pero volviendo a la salida de hoy y ciertamente, y a pesar del fuerte desnivel acumulado en tan pocos kilómetros, el camino se hace bastante llevadero.

Salimos desde el Parking de Camprodón por pista hasta llegar a La Roca, y de aquí por carretera hasta Tregurà, donde paramos a hacer un excelente desayuno, desde aquí la cosa se pone un poco más seria, pero el excelente estado de la pista nos conduce sin ningún tipo de problema hasta el Collet de la Gralla, aquí dejamos la pista principal y aún se empina un poco más si cabe el camino, aunque es ciclable el 100%, únicamente a partir de unos 300 metros antes de llegar a Coll dels tres cims, hemos de empujar las bicis, eso si… hasta llegar a la cima. No hay tregua.

Al llegar a la cima, comemos algo y aprovechamos para disfrutar de las enormes y maravillosas vistas, intentando reconocer en la distancia los picos que nos rodean, y entre risas y mucho compañerismo nos colocamos las mochilas a la espalda, cogemos nuestras bicis e iniciamos un endiablado descenso hasta Vilallonga, temiendo por la temperatura de nuestros discos de freno, aunque afortunadamente no hubo que lamentar ninguna caída.
Una vez en Vilallonga, seguimos la carretera hacia Camprodon, para regresar a nuestro punto de origen unas cuantas pedaladas, risas y esfuerzos más tarde.

Podeís descargaros el track de la ruta aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s