Huida al Tíbet, ¿Realidad o ficción?

Hace unos días, ¿Por qué no decirlo?, cayó en mis manos casualmente el último Premio Desnivel de Literatura, el de 2011; Un libro titulado “Huida al Tíbet” el cual está escrito por Endika Urtaran.
Y digo por casualidad por que justo había terminado todos los libros que tenía por leer en casa, así que me acerqué a la librería a ver si habían llegado los libros que tenía encargados desde hacía algunos días, y me acerqué al más puro estilo Ewan McGregor en “Trainspotting” , solo me faltaba correr por Princes Street perseguido por los dos guardias de seguridad como en la escena inicial de este trepidante y atrevido film.
Llegué a la librería como el que va a buscar crack a algún barrio chungo de la ciudad, ¡Necesitaba leer algo relacionado con la montaña y necesitaba leerlo ya!
Me daba lo mismo si era una Alpina de Collserola o un manual de supervivencia en pleno desierto del Gobi… el caso es que no tenían ninguno de mis encargos pero justamente Jordi, me comentó que le acababa de llegar este libro y que estaba teniendo una gran aceptación entre el público, así que sin pensármelo dos veces, lo agarré y salí disparado de la librería, me senté en el primer banco vacío que encontré animado por el solecito que caía en esos momentos. En un comercio cercano sonaba el “Mardy Bum” de Artic Monkeys.
Leí la contraportada en primer lugar y pensé… ¿Qué tendrán en común un cocinero vasco, una cartógrafa cubana, un guía de montaña Norteamericano y un monje Tibetano? La respuesta la tendría unas páginas más tarde.
Huida al Tíbet es una novela de aventuras en toda su esencia, una de esas novelas de las de antes, de las de antaño, Huida al Tíbet tiene ese olor a largas tardes en el sofá saboreando un café mientras el Sol se filtra por las cortinas generando una atmosfera de misterio en la habitación en donde estás leyendo, olor a incienso de vainilla, olor a mapas olvidados en las entrañas de alguna antigua biblioteca y silencio, mucho silencio, solo roto por lo cantos tibetanos de los monjes budistas, o por el sonido de los glaciares cuando se rompen, ese sonido desgarrador que ocurre justo debajo de ti, como algo de desgarrador tiene cada personaje en su huida hacia delante en sus propias vidas, una huida de su monotonía, de un mundo con el que no están conformes.
Pero este libro tiene mucho más, un libro en donde lo cotidiano es ficción y lo rocambolesco es la más pura realidad, como también es real la crítica que el autor realiza a la masificación de paisajes del Himalaya, deltodovale, deltodosirve.
Unos capítulos después me di cuenta de que se estaba haciendo tarde así que me levanté dispuesto a irme a casa a terminar este maravilloso libro, en el comercio cercano sonaba “Write about love” de Belle and Sebastian, nada más acertado.

“En la sociedad actual está todo demasiado controlado, desnaturalizado. Vivimo bajo el cielo del aire acondicionado, recolectamos en el supermercado y cazamos animales hormonados y envasados. Las personas no estamos diseñadas para eso y la montaña es el único refugio que nos queda para vivir la auténtica vida, la apasionante, la de la naturaleza indómita y los peligros desconocidos.”
Endika Urtaran

Podeís leer una entrevista al autor en este link

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s