Talaixà y su magnífico entorno.

Esta travesía se inicia desde la bonita  localidad de Oix, este municipio es el único de La Garrotxa que limita con la frontera francesa, su termino municipal está repleto de ermitas románicas y está situado en el corazón de la Alta Garrotxa.

Esta vez llegamos bastante pronto, así que aprovechamos para pegarnos un copioso desayuno, como ya viene siendo habitual en este tipo de salidas, y ya con el estomago lleno, dejamos el coche detrás justo de Can Pei.

A pesar de estar a principios de Abril, vimos que el Sol nos iba a castigar con fuerza, pero la verdad, yo personalmente prefiero pasar algo de calor, que no tener que lidiar con mal tiempo, lluvia, viento, nieve, etc…

Esta pista coincide con el PR 186 y transcurre paralelo a la Riera d’ Oix, así que nos pusimos manos a la obra, poco después de media hora de camino, llegamos al Pont Trencat, un puente que en algunos puntos se ve el fondo de la Riera, y la verdad es que da un poco de grima asomarse.

Justo después de este puente, pillamos dirección NO. y al poco conectamos con el GR. 11, y justo aquí, en la Riera de Beget, decidimos abastecernos de agua, ya que no teníamos muy claro si habían más puntos de agua hasta llegar a nuestro destino, luego pudimos ver que en el Refugio de Talaixà, nuestros amigos del Centre Excursionista de Olot han realizado un estupendo trabajo y han construido un deposito por lo que el agua está garantizada en esta ruta.

Por el Grau d’ Escalas, el Ferrán al fondo.

Palanca del Samsó

Poco después de darnos un remojón en la riera, iniciamos el ascenso, ya que el GR. 11 sube claramente hasta llegar a Talaixà.

Talaixà es una antigua población situada a 753 metros de altura, que pertenece al municipio de Oix i Montagut, siendo su primera referencia escrita en el año 872, poco después de esta fecha llegaron a habitarlo hasta 130 personas, en su época de mayor esplendor.

De este entorno destaca la iglesia de Sant Martí de Talaixà, ya documentada en el S.X.

A partir de los años 70 esta población fue abandonada definitivamente, únicamente visitada por pastores, cazadores y excursionistas, aunque lejos del abandono, hippies y neorrurales adquirieron de nuevo las masías para darles vida.

Entonces apareció uno de los personajes más relevantes en la historia de Talaixà: Rodrigo Gómez Rodríguez, “Rodri”, nacido en Huelva en 1914, que junto con un socio adquirieron dos edificaciones en el pueblo para reconstruirlas , habitarlas y hacer una cantina.

Justo entonces una empresa privada adquirió la totalidad del Valle de Hortmoier para hacer un coto de caza, y blindó todos los caminos con alambre para impedir el paso de vecinos y excursionistas.

Así que se origina un movimiento en contra  de la privatización de la zona, y Rodri, uno de los principales luchadores en contra de esta empresa, se asocia con el Centro excursionista de Olot con la intención de cederles una propiedad para que hicieran un refugio excursionista a cambio de que una vez al mes le subieran provisiones, dicho y hecho, y poco a poco la presión popular hace que el ayuntamiento de Montagut declarase de uso público todos los caminos, así que un buen día las vallas desaparecieron para siempre.

Cada vez Talaixà fue más frecuentada por excursionistas, y gracias a los ambientes excursionistas de Blanes y Olot, el sueño de Rodri de realizar un refugio excursionista en Talaixà fue tomando forma, aunque paralelamente debido a su edad y a una larga enfermedad Rodri se fue apagando, hasta fallecer a la edad de 86 años.

Refugio de Talaixà (CEO)

Como llegamos bastante temprano, decidimos comer algo, dejar las mochilas en el refugio y subir hasta el Pic de Sant Marc, a 1327 metros, que nos daba que iba a tener unas vistas preciosas, y en efecto, no nos equivocamos.

Iglesia de Sant Martí de Talaixà

Subimos por un sendero poco marcado,  que pasa por detrás de la iglesia y en esta pequeña ascensión nos deleitamos con la presencia de especies típicas de estos lares, como el muflón y la Daina, entre otras muchas.

En un par de horas llegamos a Sant Marc y lo atacamos por el coll de l’Arc, siguiendo las marcas. Al llegar arriba nos deleitamos un rato con las maravillosas vistas que ofrece a pesar de su escasa altura y poco después reemprendimos camino al refugio, listos a prepararnos la cena y a descansar.

Impresionantes vistas desde Puig de Sant Marc

Por la mañana nos levantamos pronto y como ibamos muy bien de tiempo, antes de iniciar la bajada de nuevo a Oix, hablando con Jordi, decidimos subir al Ferrán, así que cogimos el sendero que sale justo enfrente del Refugio y que sube “muy claramente” hasta el pico del Ferrán, estando perfectamente señalizado, en poco menos de una hora nos plantamos en la cima, foto de rigor, y de nuevo a descender en dirección a Pla de Ferrán, Coll de Terres y aquí rompimos hacía  la Mare de Deu d’ Escales, una ermita más que recomendable de visitar, con un pequeño refugio dentro y en un perfecto estado de conservación, detrás hay una fuente, indicada dentro del refugio.

La Creu de les Marietes desde el Ferrán

Seguimos bajando y después de cruzar la riera, llegamos de nuevo al Pont Trencat, por donde habíamos subido el día anterior y reseguimos la pista hasta llegar de nuevo al coche.

En resumen, una excursión que disfrutamos mucho debido al entorno de la alta Garrotxa, el buen clima y el buen hacer del Centro excursionista de Olot.

Podeis descargaros esta ruta en:

http://es.wikiloc.com

Anuncios

Una respuesta a “Talaixà y su magnífico entorno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s