Comanegra, maldito bendito

El Pirineo de Girona, es menos conocido fuera de Cataluña de lo que debiera, esta parte tiene una joya que se llama Beget. El pueblo entero es un monumento arquitectónico, restaurado e impoluto, perdido en el bosque entre dos torrentes. Aunque pertenece a la Garrotxa -esto es, tierra alta y dificultosa- por carretera sólo se puede llegar atravesando la comarca contigua, el Ripollés. Valles hendidos por el Ter y el Freser, al pie de la cordillera con cumbres de 2.000 metros. Un territorio forestal y ganadero, con piezas valiosísimas del románico catalán y sólo tres núcleos realmente urbanos.

BEGET

La ruta que comentamos sale desde el mismo pueblo de Beget, y salimos por la parte superior del mismo, por un sendero marcado, cruzamos un río y seguidamente el camino se ensancha y se convierte en pista, apta para vehiculos, vamos siguiendo dicha pista hasta llegar al collado del Sunyer,  donde rompemos por un sendero a mano izquierda, la verdad es que nos llamó la atención la cantidad de culebras que estaban “tostándose” al sol.

EL DESNIVEL ACUMULADO YA EMPIEZA A PESAR

COMO NO, NOS TOPAMOS CON UN NUEVO COMPAÑERO DE VIAJE

A estas alturas el camino queda un poco dífuso y confuso, aunque con la ayuda del GPS no tuvimos mayores problemas, enseguida entramos en un precioso sendero que llanea por la Carena de Ricolta, hasta la pista de Monars, a 1.200 metros hicimos una parada para reponer fuerzas e iniciar el ascenso al Comanegra, y ¡como no! de nuevo, nos encontramos un compañero de viaje, un precioso perro que vino a acompañarnos el resto de la ruta, simpatico y bonachón, pero un buscalios de cuidado con todo lo que nos cruzábamos, vacas, caballos, burros, ovejas e incluso se las tuvo con otro perro mucho más joven que él.

Después del descanso, comenzamos a ganar altura por las praderas de la Collada Fonda, y desde allí seguimos por la cresta hasta el vértice del Comanegra, aquí las vistas son realmente espectaculares, además, el día era muy contrastado, lo que le daba mucha profundidad al paisaje.

LOS ÚLTIMOS METROS SE HACEN ETERNOS

A PUNTO DE CORONAR, IMPRESIONANTES VISTAS DE LA ALTA GARROTXA

Una vez ya coronado el Comanegra, Jordi de nuevo se encargó de buscar y encontrar un nuevo Geocaché, repusimos fuerzas y otra vez para abajo, esta vez  por las sendas ganaderas en dirección a la Bassa de Monars, de aquí hacía las ruinas del mismo Monars, y bordeando unos riscos y después de atravesar un collado, llegamos a desembocar en una pista que nos llevó hasta Beget, en total unos 22 kms. Ruta muy bonita, no excesivamente dura, aunque un poco larga.

Justo antes de llegar a Beget, y cuando ya andabamos  Jordi y yo comentando que ibamos a llamar a los dueños de “Truc”, el perro buscalios que nos acompañó durante toda la ruta, a unos 300 metros del pueblo en una masía, justamente estaban los dueños del mismo, nos comentaron que era un caso perdido y que no paraba de escaparse, lo más curioso es que pasó por delante de la masía, y no  hizo el ademán ni de mirar hacía la casa, al contrario…intentó pasar lo más desapercibido posible.

OS PODEIS DESCARGAR EL TRACK EN EL SIGUIENTE ENLACE:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=898096

Anuncios

Una respuesta a “Comanegra, maldito bendito

  1. Me la perdi otra vez, que le voy a hacer. Impresionantes parajes los de la Garrotxa, no defraudan y a la vez estimulan el senderismo de una manera indescriptible, muy bonito no cambieis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s